domingo, junio 10, 2007

Un final no apto para cardíacos

El Real Madrid pasó ayer sábado del infierno al cielo en un minuto, el 89, cuando el holandés Van Nistelrooy lograba el empate ante el Zaragoza (2-2) y el Espanyol también igualaba al Barcelona (2-2) por medio de Tamudo, con lo que el equipo blanco mantiene el liderato a falta de una sola jornada.

La apasionante penúltima fecha vivida el sábado tendrá el definitivo desenlace el próximo domingo. El Real Madrid se proclamará campeón si vence al Mallorca y el Barcelona, que suma los mismos 73 puntos, sólo podrá revalidar el título si pincha su máximo rival y al tiempo gana al colista y ya descendido Gimnastic.

El Sevilla, que también empató ante el Mallorca (0-0), mantiene alguna opción de ser campeón, aunque para ello debe vencer al Villarreal y que tropiecen Real Madrid y Barcelona. Realmente una quimera para el doble campeón de la UEFA, a dos puntos de la cabeza.
La jornada tampoco despejó las demás dudas. Zaragoza, Atlético y Villarreal siguen pugnando por las dos plazas de UEFA, mientras que para el descenso continúa la agonía de Celta, Real Sociedad, Athletic y Betis.

El Real Madrid dependía de sí mismo

La presión le pudo ayer al Real Madrid durante los primeros 89 minutos. Su extraordinaria trayectoria de las últimas semanas que le permitieron situarse como líder, se tambalearon ante un Zaragoza que dominó casi todo el partido a los blancos.

Un dudoso penalti de Iván Helguera a Aimar lo transformó el argentino Diego Milito a los 32 minutos. Poco antes de la hora de juego, el holandés Van Nistelrooy picó muy el balón de cabeza para lograr el empate.

La alegría le duró poco a los blancos, ya que en el 67 una veloz internada de Aimar, la gran estrella del partido, lo culminó en gol de nuevo Milito.

El Madrid parecía hundido, hasta que Van Nistelrooy lograba el empate a un minuto del final, casi al mismo tiempo que el Barcelona cedía la igualada ante el Espanyol.

El Barça se conformó con lo justo

El argentino Lionel Messi fue el gran protagonista del Barça, aunque sus dos goles puede que no sean suficientes para revalidar el título.

Si hace unas semanas en Copa del Rey ante el Getafe, Messi emuló a Maradona con un gran gol que recordó al marcado a Inglaterra en el Mundial de México, hoy volvió a recordar al Pelusa al anotar el tanto del empate frente al Espanyol con la mano.

En esta ocasión la mano también tuvo una autoría casi divina porque el tanto sirvió para nivelar el que había marcado anteriormente el capitán españolista Tamudo y, sobre todo, para darle la confianza perdida al Barcelona.

Messi redondeó su noche mágica al marcar el segundo que ponía en ventaja a los suyos, pero enfrente había otro grandísimo jugador, Tamudo, que también hizo doblete y le estropeó la fiesta a los azulgrana cuando ya empezaban a descorchar el cava.








El Resto de la jornada
El Valencia tiene afianzada la cuarta plaza, pero el sábado naufragó totalmente en el derbi frente al Levante por 4-2, en el que además de salir goleado terminó con ocho jugadores por expulsión del portero Cañizares, el argentino Ayala y Marchena.
Dos goles del ghanés Riga, el primero de penalti, otro de Salva y el último del francés Courtois le dieron el triunfo al Levante y su salvación definitiva.
En la lucha por la UEFA, Zaragoza y Villarreal están empatados a 59 puntos, dos más que el Atlético de Madrid, que sucumbió ante el Celta (2-3).
El uruguayo Forlán sigue en estado de gracia y con ello catapulta a Europa al Villarreal, que remontó el tempranero gol en contra del Athletic para vencer por 3-1 con dos goles del charrúa y el tercero en propia puerta de Ustaritz.
El Athletic no se ha salvado. Está igualado a 37 puntos con el Betis, pero con sólo uno de ventaja sobre el Celta. La Real Sociedad tuvo una ocasión de oro para ganar al Racing y salir del túnel, pero en el último suspiro el brasileño Savio no convirtió un penalti.

El Atlético de Madrid sufrió una grave derrota en el Calderón que le alejan de Europa. El Celta, que se jugaba la permanencia, se impuso 2-3, con dos goles del argentino Maxi para los rojiblancos y otros dos del brasileño Baiano para los célticos.
El Betis encajó la derrota más abultada al caer en casa ante Osasuna por un rotundo 0-5 y goles de Miguel Flaño, Webó, Valdo y dos de Sola.

Esta penúltima jornada se completa hoy con dos partidos intrascendentes, Getafe-Gimnastic, éste ya matemáticamente descendido, y Deportivo-Recreativo.

Etiquetas: , ,

6 Comentarios:

At 10 junio, 2007 16:37, Blogger ava_adore regatea...

pues si, final no apto para cardiacos, aunque demasiado doloroso para los culés.

ahora solo podemos esperar un más que difícil milagro el domingo que viene.

saludos

 
At 10 junio, 2007 17:52, Blogger Humberto regatea...

Amigo me encanta tu blog y me gustaria enlazarlo, si no hay problema para esto por favor escribeme a humbertosoler@hotmaill.com

fandemadridfc.blogspot.com

 
At 10 junio, 2007 17:54, Blogger Humberto regatea...

Sobre el partido fue de infacto, quien se iva a imaginar que en tiempo extra. El Madrid iva a empatar y unos segundos despues el español nos haria el favor.

 
At 10 junio, 2007 18:01, Anonymous Anónimo regatea...

Patetico el presidente del Madrid... ademas de la fantochada de saltar al campo y robar protagonismo a los jugadores, se despacho diciendo que quiere que Beckham se quede, despues de todo lo que dijo e hizo.

 
At 10 junio, 2007 18:33, Anonymous Infarto regatea...

Uff, menos mal que tenía el desfibrilador a mano!

 
At 10 junio, 2007 20:01, Anonymous fernando regatea...

De aucerdo con el anónimo. Lamentable el presidente del Madrid.

ah, falta un partido, no ? Es que parece que ya han ganado la Liga....

 

Publicar un comentario

<< Volver