domingo, junio 10, 2007

Jugadores de Leyenda: Lothar Matthäus



Lothar Herbert Matthäus (nacido el 21 de Marzo de 1961) fue uno de los más grandes futbolistas que ha dado el fútbol alemán en su historia, ocupando ahora el papel de entrenador. En 1990 fue nombrado Futbolista Europeo del Año y Futbolista Mundial del Año trascapitanear al Alemania Federal en su victoria en el Mundial de Italia '90. Un año más tarde, también sería nombrado Futbolista FIFA Mundial del Año.
Ha sido el jugador de fútbol que más Mundiales ha disputado, 5 (1982, 1986, 1990, 1994, 1998), ostentando a su vez el récord del jugador que más partidos ha disputado en un Mundial (25 partidos). Entre otros de sus más importantes logros, destaca la victoria en la Eurocopa de 1980, habiendo jugado también las Eurocopa '84, Eurocopa '88, and Eurocopa '00. En 1999, sería votado nuevamente como Jugador Alemán del Año. Ha sido todo con su selección, siendo el jugador que más partidos ha disputado con la camiseta bávara, 150, de las cuales 83 fueron con la elástica de la Alemania Federal y marcó un total de 23 goles. Matthäus es uno de los miembros incluídos en la lista FIFA 100 (lista que incluye a los 125 mejores jugadores de la historia elaborada por el futbolista Pelé).



Matthäus nació en Erlangen, Baviera. En los comienzos de su carrera profesional ocupaba el puesto de medicentro, aunque con el paso de los años su posición se fue retrasando hasta llegar al puesto de líbero.
Empezó su carrera como futbolista en 1979 (con 18 años) en el Borussia Mönchengladbach, equipo que militaba en la Bundesliga, y en el que jugó hasta 1984. Ya en el Mönchengladbach, Matthäus alcanzó la selección nacional, jugando para ella en la Eurocopa de 1980 y jugando 2 partidos del mundial de España '82, donde alcanzaron la final perdiendo contra Italia por 3-1.
En 1984, Matthäus cambia de aires y ficha por el todopoderoso Bayern Munich, club en el que estuvo hasta la temporada 1987-88, ganando con los muniqueses dos Bundesligas y una Copa de Alemania (DFB-Pokal). También consiguió llegar a la final de la Copa de Europa de 1987 ante el FC Oporto, aunque a pesar de empezar ganando ese partido, los portugueses le dieron la vuelta al marcador y acabaron por llevarse el trofeo por 2-1.
Tras caer en España '82 en la final, los alemanes llegaron con ánimos de revancha en el Mundial de México '86, y entre ellos Matthäus. Tuvo una actuación muy regular, marcando el gol de la victoria contra Marruecos, llevando a su selección a su segunda final consecutiva, esta vez, contra la Argentina de Maradona. Sin embargo, por segunda vez consecutiva veía pasar el título de refilón, tras caer con la albiceleste por 3-2.




Al acabar su última temporada con el Bayern Munich, Matthäus fue convocado para la Eurocopa '88, capitaneando a su equipo y marcando el primer gol del partido de semifinales contra la favorita, Holanda. Sin embargo la desgracia seguía persiguiendo a Matthäus, tras marcar Ronald Koeman de penalty y Marco Van Basten en los últimos minutos del partido, dejando fuera a los teutones.
Con el fin de la Eurocopa, Matthäus y su compañero de equipo Andreas Brehme, firman por el Inter de Milán de la Serie A italiana, ganando con el club transalpino el Scudetto en su primera temporada y la Supercopa Italiana.



A sus éxitos con la camiseta interista, se le sumará en 1990 el ansiado y deseado título de un Mundial, el de Italia '90. 6 de los jugadores de la selección germana jugaban, por aquel entonces, en clubes italianos, jugando Matthäus la mayor parte de los partidos del Mundial en el que era su estadio con el Inter, San Siro. La Alemania Federal de este campeonato fue el mejor equipo, destacando sobretodo por elegir un estilo de juego ofensivo, no muy visto durante esa Copa del Mundo. Matthäus lideró a los alemanes desde el puesto de mediocentro y anotando 4 goles, 2 de ellos contra Yugoslavia. En su tercera final consecutiva de un Mundial, Alemania se enfrentaba a la Argentina de Maradona con el recuerdo del Mundial anterior perdido. Sin embargo, a la tercera fue la vencida, y un gol de penalty de Brehme en el minuto 85', consagró de una manera definitiva a Matthäus. Como capitán de la selección teutona, tuvo el honor de ser el primer capitán de la elástica germana tras la caída del muro de Berlín y la consiguiente reunificación de las dos Alemanias.




Tras el Mundial, Matthäus siguió obteniendo títulos y reconocimientos con el Inter, como la Copa de la UEFA de 1991 o su nombramiento como Futbolista FIFA del Año. Todos estos galardones le daban como una de las grandes estrellas de la cita europea que tenía a continuación, la Eurocopa '92. Pero una lesión le impidió acudir a la convocatoria y su equipo perdía la final del torneo por selecciones europeas frente a la sorprendente Dinamarca por 2-0.

Tras su exitoso paso por Italia, decide volver a su país, y más concretamente al Bayern de Munich en 1992, donde reedita títulos de antaño. En este segundo período en el club bávaro, logra 4 Bundesligas, 2 Copas de Alemania (DFB-Pokal) y alcanza su segunda final de la Copa de Europa en 1999.
Con la llegada del Mundial de USA '94, Matthäus seguía capitaneando la selección pero esta vez desde el puesto de líbero. Marcó un gol de penalty en los 1/4 de final ante Bulgaria, siendo este partido destacado por convertirse en el jugador que más partidos de un Mundial había disputado (21). A pesar de todo, los búlgaros remontaron ese gol y se impusieron echando fuera a Alemania. Se creía que USA '94 iba a ser su última gran cita, a pesar de no reconocer en ningún momento su retirada definitiva de los campos.

De hecho, Matthäus no sería llamado por su selección para la Eurocopa de 1996, aunque en el transfondo de esta cuestión, parecía tener mucho que ver la mala relación que mantenía Matthäus con el capitán, Jürgen Klinsmann y su entrenador Berti Vogts. En su ausencia Alemania ganó esa edición de la Eurocopa celebrada en Inglaterra.
Pero sus convocatorias internacionales, sorprendentemente no acabaron ahí, ya que fue llamado por su selección en el Mundial de Francia '98, debido a la baja de última hora del líbero Matthias Sammer.

Fue uno de los artífices de la victoria alemana contra USA, y salió del banquillo en el siguiente partido contra Yugoslavia, al que ayudó de manera fructífera en el 2-2. Al final la selección alemana seria mandada de vuelta a casa en la competición tras perder en cuartos de final frente a Croacia.
El único título de renombre que Matthäus no pudo alzar fue la Copa de Europa, aunque en 1999 la tuvo entre las yemas de los dedos. Sin embargo en los dos últimos minutos de aquella final celebrada en Barcelona y ante el Manchester United, Matthäus veía como los ingleses le daban la vuelta al partido y al gol de Basler de falta. Aquel partido provocó controversia entre los aficionados del Bayern, ya que Matthäus habia sido substituído en el minuto 86', con el marcador todavia en 1-0. El enfado de Matthäus fue tal, que se quitó la medalla de finalista del cetro europeo nada más recibirla, convirtiéndose esta final, en la segunda final de la maxima competicion europea que perdía, tras la otra gran decepcion vivida ante el Oporto en 1987.
Con la retirada de Matthäus en el año 2000, el Bayern conseguiría la Copa de Europa del año siguiente (2001 y ante el Valencia) y la consiguiente Copa Intercontinental ante el Boca Juniors.
Tras la temporada 1999-2000, Matthäus decide acabar su carrera deportiva en Estados Unidos, fichando por el MetroStars de la MLS (Major League Soccer), equipo en el que jugaría entre Mayo y Septiembre del 2000, jugando en total 16 partidos. Sus últimos partidos como internacional datan de la Eurocopa 2000, completando sus 150 apariciones con Alemania tras jugar contra Portugal.
Una vez retirado, Matthäus comienza su carrera como entrenador, pasando a lo largo de ella por varios equipos, aunque en ninguno de ellos ha podido revivir las glorias que obtuvo como jugador. El primer equipo al que entrenó fue al Rapid Viena con el que obtuvo resultados dispares.
En Diciembre del 2002, ficha a mitad de temporada por el Partizán de Belgrado, que acababa de destituir al técnico Ljubiša Tumbaković. Matthäus, consigue remontar el vuelo y consigue el título que requería su directiva, ganando la Liga de la temporada 2002/2003. Pero su momento más dulce con los yugoslavos llega en su eliminatoria contra el Newecastle United por una plaza para la edición de la siguiente Champions League. Matthäus consigue meter al Partizán en la Champions, enfrentándose en la primera fase al Real Madrid, FC Oporto y Olympique de Marsella y jugando algunos buenos partidos.





En Diciembre del 2003, Matthäus sorprende con el anuncio de su marcha del club de Belgrado, firmando al día siguiene un contrato con la Federación de Fútbol de Hungría para hacerse con el cargo de seleccionador. La misión encomendada a Matthäus pasaba por volver a llevar al cuadro magiar a la gloria que tuvo durante la década de los '50, época en la que el juego de los húngaros era sinónimo de clase y calidad futbolística. Y que mejor que devolverlo a la gloria, clasificándola para el Mundial de Alemania 2006. La misión no era fácil, ya que en el grupo europeo de clasificación para la gran cita, compartía cartel con selecciones potentes como Suecia, Croacia y Bulgaria.

Pero el papel de Hungría no fue demasiado bueno y Matthäus decidió cambiar de aires. El 11 de Enero del 2006 firma un contrato por un año como entrenador con el Atlético Paranaense de Brasil. Tras 7 partidos en el cargo (5 victoria y 2 empates), abandona el club alegando haber acusado distanciamiento con su familia. Y es que tan solo 5 semanas después de firmar su contrato, Matthäus informó a su club sobre la necesidad que tenía de volver a su país por problemas personales, pero aseguraba que estaría de vuelta en 4-5 días. Tras 2 semanas desaparecido, mandó un fax al club brasileño informando sobre su decisión de renuncia del cargo de entrenador, llegando incluso a no regresar a Brasil en busca de sus cosas personales.


El 19 de Mayo de 2006 se anuncia el fichaje de Matthäus por el Red Bull Salzburg (en el pasado llamado Austria Salzburg) para la temporada 2006/2007. El club austríaco nombraba en el mismo día, el fichaje de Giovanni Trapattoni como Director Deportivo, dándose la coinciendia de que estos dos hombres se volvían a encontrar, tras ser entrenado Matthäus por el técnico italiano en la década de los 80s (con el Inter de Milan) y entre ls temporadas 1994-1996 y 1997-1998 (con el Bayern Munich).


TRAYECTORIA

COMO JUGADOR

1979-1984 - Borussia M'Gladbach (Alemania)
1984-1988 - Bayern Munich (Alemania)
1988-1992 - Internazionale (Italia)
1992-2000 - Bayern Munich (Alemania)
2000 - MetroStars (E.E.U.U.)

COMO ENTRENADOR

2001-2002 - SK Rapid Viena (Austria)
2002-2003 - Partizán de Belgrado (Yugoslavia)
2003-2005 - Hungría
2006 - Atlético Paranaense (Brasil)
2006-presente - Red Bull Salzburg

PALMARÉS

COMO JUGADOR

Bundesliga (7) - 1985, 1986, 1987, 1994, 1997, 1999, 2000
Copa de Alemania (DFB-Pokal) (3) - 1986, 1998, 2000
Scudetto (Serie A) (1) - 1989
Supercopa de Italia (1) - 1989
Copa de Europa (1) - 2001
Copa Intercontinental (1) - 2001
Copa de la UEFA (2) - 1991, 1996
Eurocopa de Naciones (1) - Euro '80
Mundial de Fútbol (1) - Italia '90

COMO ENTRENADOR

Liga de Serbia y Montenegro (1) - 2003 *(primera edición) - Partizán de Belgrado


GALARDONES INDIVIDUALES

Balón de Oro (1) - 1990
Futbolista Mundial de Año FIFA (2) - 1990, 1991
Futbolista Alemán del Año (2) - 1990, 1999
Futbolista Europeo del Año (1) - 1990


Etiquetas:

6 Comentarios:

At 10 junio, 2007 20:44, Blogger Alvaro regatea...

Pues nunca lo ví, pero en una revista que me compré hablaban de él, ¡y cómo hablaban!.
Se dice que Alemania ganó el Mundial del 90' especialmente gracias a él.
Además, un Balón de Oro no lo recibe cualquiera (exceptuando a Cannavaro :S).
Un saludo, hacía mucho tiempo que no me pasaba por el blog.

 
At 10 junio, 2007 20:44, Blogger Alvaro regatea...

Pues nunca lo ví, pero en una revista que me compré hablaban de él, ¡y cómo hablaban!.
Se dice que Alemania ganó el Mundial del 90' especialmente gracias a él.
Además, un Balón de Oro no lo recibe cualquiera (exceptuando a Cannavaro :S).
Un saludo, hacía mucho tiempo que no me pasaba por el blog.

 
At 11 junio, 2007 22:28, Anonymous fernando regatea...

Uno de mis ídolos de siempre. Todavía tengo la camiseta de Matthaus con el 10 de la selección alemana ganadora del Mundial de Italia'90. Dejo huella en un gran Inter de Milán.

Uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol mundial.

Potencia, clase, entrega, goles, inteligencia, generosidad, profesionalidad, fuerza, eso era el alemán.

 
At 04 junio, 2008 04:13, Anonymous Anónimo regatea...

que barbaro.. lothar mathaus.. mi heroe futbolistico junto a zidane..

dalver

 
At 13 junio, 2008 01:05, Anonymous eduardo regatea...

un gran jugador digno de ser imitado en su futbol ,un capitan modelo

 
At 22 mayo, 2009 17:44, Blogger kalit shirit regatea...

una trayectoria impresionante,profesionalismo al mas alto nivel,un verdadero crack ese es lothar matthaus...mi idolo de mi adolescencia y de siempre...de los grandiosos jugadores que el futbol mundial nos mostro.

 

Publicar un comentario

<< Volver